Una faquir rubia de ojos verdes

¡Qué ovarios! Una auténtica faquir de las pollas. Lo mejor de todo es que no lo resulta fácil, no tiene la garganta domada para esto. Por eso, cuando se la mete en la boca y la punta le hace tope, empuja y empuja la cabeza para que le entre en la tráquea. Una mamada con cojones, que le lloran los ojos. Además de eso, echan un polvazo tremendo, se mueve como una jabata. De esas mujeres que si te mira a los ojos cuando folla, ya eres suyo.


Tags: , , , , , , , ,