Se lo traga todo con los ojos vendados

Es de esas cosas que tarde o temprano los hombres acaban pidiéndole a sus : ¡véndate los ojos! Y otra cosa quizá no, pero algo tan sencillo como esto siempre acaban diciendo que sí. Estos además se graban, una suerte. Ella se limita a sujetarse la venda para que nadie la identifique, y a abrir la boca para que se la vayan metiendo hasta correrse. La jovencita espera paciente a que le echen todo el semen que traga complacidamente.


Tags: , , , , ,